Contáctanos

análisis comparativo

¿Qué es y cómo se hace un análisis comparativo?

Existen muchas herramientas para ayudarte en tus investigaciones, y en este artículo conoceremos en detalle una de ellas. Por eso, aquí te explicaremos qué es un análisis comparativo, cómo usarlo y te daremos un ejemplo para ilustrar mejor el concepto. ¡Empecemos!

👉 También te puede interesar: Aprende qué es y cómo funciona un sistema económico.

¿Qué es análisis comparativo?

El análisis comparativo es un método de investigación que permite recolectar y analizar información en función de la comparación de dos o más conjuntos de datos

Es un recurso que se utiliza en numerosos campos de la ciencia, tanto es así que el análisis comparativo puede ser aplicado en investigaciones cualitativas y cuantitativas. A su vez, admite el análisis de diferentes fenómenos: lenguaje, política, economía, familia, derecho y más.

Las ciencias sociales, como la antropología, sociología y otras, se apoyan mucho en el análisis comparativo para llegar a conclusiones. Incluso, las investigaciones de mercado las aprovechan al máximo para conocer las diferencias entre competidores. 

Ahora que explicamos qué es, será momento de conocer sus funciones.

ejemplo analisis comparativo

¿Qué funciones cumple un análisis comparativo?

Esta herramienta tiene varias funciones, conozcámoslas en detalle a continuación:

  • Aumenta la posibilidad de comprender un fenómeno u organización, al enfrentar su estructura con otra;
  • Aporta conocimientos sobre otros sistemas, culturas, patrones de pensamiento y formas de actuar;
  • Permite evaluar teorías en diferentes contextos y, consecuentemente, su alcance y la importancia de los fenómenos que las circunscriben;
  • Habilita la aparición de diferentes perspectivas en torno a un mismo evento o fenómeno;
  • Ofrece soluciones diferentes a problemas cuya resolución puede resultar difícil.

A su vez, el análisis comparativo funciona como método para relevar un fenómeno tanto de manera espacial como temporal. En el primer caso, se trata de una comparación o evaluación geográfica, contemplando este factor en el estudio del fenómeno.

Por otro lado, una investigación que contemple la temporalidad, admite que los fenómenos son parte de una sociedad dinámica y en constante cambio, y esta es una forma de comprobar cómo se ha modificado con el paso del tiempo.

Asimismo, un análisis o método comparativo admite la presencia tanto de variables temporales como espaciales dentro del mismo estudio.

Ahora, será conveniente conocer qué formatos puede adoptar.

Tipos de análisis comparativo

Charles Tilly identifica 4 tipos de métodos comparativos:

  • Individualizador: consiste en realizar una comparación que contrasta un número de casos pequeño para identificar sus peculiaridades individuales;
  • Universalizador: establece que todas las variaciones del mismo fenómeno siguen, esencialmente, las mismas reglas;
  • Búsqueda de variaciones: examina las diferencias sistemáticas entre los casos para determinar si existe un principio de variación entre ellas;
  • Abarcador: sitúa diferentes instancias en distintos espacios dentro del mismo sistema, con el objetivo de explicar sus características en función de las relaciones que se establecen.

Muy bien, para que todo sea más claro, a continuación, veremos cómo hacer un análisis comparativo, valiéndonos de un ejemplo.




Te explicamos cómo hacer un análisis comparativo con un ejemplo

Estos son los pasos que debes seguir para llevar adelante el método comparativo.

1. Definición de objetivos e indicadores clave 

Antes de comenzar, deberás determinar qué quieres saber y qué parámetros utilizarás para hacer la medición correspondiente. Nuestro ejemplo estará enfocado en un estudio de un producto, un queso, y cómo este se posiciona frente a la competencia. 

Para eso, será necesario elegir los factores que nos interesa conocer en función del resultado que esperamos alcanzar. Como bien dijimos, en este caso haremos un diagnóstico general para conocer en qué situación se encuentra nuestro producto. 

Los indicadores que tendremos en cuenta serán: el precio, el sabor, los puntos de venta, el total de ventas en el último año y la opinión de los clientes. 

2. Recopilación de información

Una vez definido el objetivo y qué datos necesitamos para alcanzarlo, será momento de llevar a la práctica la recolección de datos. En nuestro análisis comparativo será necesario el uso de una diversidad de recursos.

El precio será el indicador más fácil de obtener, junto a la descripción del sabor. Por otro lado, para identificar los diferentes puntos de venta será prudente delimitar la zona que nos interesa investigar. En otro orden de cosas, obtener el volumen de ventas de los productos de la competencia puede resultar un proceso complejo. Por último, para conocer la opinión de los clientes bastará con hacer una encuesta.

Como puedes ver, el método comparativo se apoya en diferentes instrumentos de recolección de datos. Para determinar cuáles te conviene seleccionar, te recomendamos examinar otros estudios existentes sobre la misma temática.

3. Comparación de los datos

Una vez que has obtenido los datos, será necesario determinar si pueden ser comparados. Para ello, puedes utilizar un cuadro donde ingreses cada variable tenida en cuenta, identificando las características de cada queso.

Aquí deberás encontrar las tendencias. Por ejemplo, en lo que respecta a las ventas anuales, podrás identificar cuando se vendió más. Con los puntos de ventas puedes hacer lo mismo en función de la zona geográfica, es decir, dónde se vende más. 

4. Interpretación de los resultados

A modo de diagnóstico, este análisis comparativo nos sirve para conocer cómo se encuentra el queso del ejemplo, frente a la competencia. Esta información puede servir para tomar decisiones que ayuden a mejorar el producto. Recordemos que toda la investigación girará en torno a los objetivos planteados.

Hemos llegado al final y esperamos que este artículo sobre el análisis comparativo te sea de utilidad. Sin dudas, aplicarlo puede no resultar fácil, por eso, contamos con herramientas para ayudarte.

ejemplo analisis comparativo

¿Necesitas ayuda para hacer tu análisis comparativo?

En Tesis y Másters nos especializamos en la investigación académica, motivo por el cual contamos con herramientas de todo tipo para ayudarte a concretar la tuya.

Primeramente, te ofrecemos nuestro servicio de asesorías, para guiarte paso a paso a través de tu proyecto.

También, ofrecemos un servicio integral de correcciones, donde un profesional de tu área de estudio se encarga de analizar detenidamente tu trabajo, para hacerte una devolución.

Por último, tenemos un servicio de redacción, gracias al cual podemos encargarnos de hacer tu proyecto para ti. Y si, también hacemos análisis comparativo.

Todo ocurre de manera confidencial y garantizamos la originalidad de cada trabajo que hacemos con la tecnología de Turnitin.

¿Quieres saber más?

Encuentra aquí la ayuda que buscas

Queremos conocer qué dificultades tienes y así, ofrecerte la solución que necesitas. Para eso, completa el formulario o escríbenos al WhatsApp. Juntos, diseñaremos un plan de acción para que puedas alcanzar tus objetivos, y te enviaremos un presupuesto gratuito. 

¿Quieres terminar ese proyecto cuanto antes? ¡Comunicate ya y lo haremos posible!






Cargar un archivo

El límite de tamaño de los archivos es de 20 MB.

Descarga tu cronograma universitario







Abrir chat
Tesis y Másters Colombia
Hola ✌🏾 ¿Necesitas ayuda con tu proyecto académico? ¡Somos tu solución!