Contáctanos

metodología cuantitativa

¿Qué es una metodología cuantitativa y cómo desarrollarla?

¿Quieres aprender a aplicar una metodología de investigación cuantitativa? Pues has llegado al artículo correcto, puesto que aquí te explicaremos de qué se trata, cuáles son sus características y cómo aplicarla. Si quieres saber más, quédate leyendo y recuerda tomar nota de cada detalle.

Metodología cuantitativa: concepto

Seguramente has oído hablar antes de este término. No obstante, quizás en esta etapa de tu vida universitaria necesites conocerla con detalle y aplicarla en tu investigación. Veamos, entonces, de qué se trata.

La metodología de investigación cuantitativa se apoya en el uso de herramientas de análisis matemático y estadístico. Por lo tanto, su función principal es describir, explicar y predecir fenómenos a través de datos numéricos. 

Esto implica que trabajarás con variables cuantificables o también llamadas cuantitativas. Por ejemplo, si quisieras investigar el impacto del COVID-19 en algún sector de la población, en relación con algún aspecto particular, puedes valerte de esta metodología. Así, podrías analizar la cantidad de casos en un estado, la tasa de recuperación o cualquier otro factor que quisieras medir.

Variables cuantitativas: tipos y características

Ahora que ya sabes en qué consiste este tipo de investigación con su respectiva metodología, avancemos un poco más.

A la hora de realizar una investigación cuantitativa, primero tenemos que identificar cuáles serán nuestras variables a analizar. Estas variables se definirán, a su vez, por la naturaleza de los datos que podamos obtener.

En consecuencia, todo este proceso debe formularse tanto desde un punto de vista conceptual como metodológico. De esta manera, desde el inicio, deberás definir una forma de abordar el tema, en consonancia con las herramientas para recolectar información que utilizarás.

Esto quiere decir que la temática de estudio, el planteamiento del problema, los objetivos que definamos y las hipótesis que arriesgamos determinarán el análisis a realizar. Aquí, será fundamental que los datos obtenidos puedan ser contabilizados de alguna manera. Por lo tanto, se constituyen también como empíricos y/o experimentales. 

Ahora bien, es importante que conozcas cómo son estas variables para determinarlas correctamente. Para ello, puedes prestar atención a ciertas características que las distinguen de sus pares cualitativas. Enumeramos estas diferencias a continuación, para que te sea fácil distinguirlas en la práctica.

  • Sus valores se expresan con números. 
  • Se utilizan en análisis estadísticos, encuestas, entrevistas, ciencia de datos, etc. 
  • Suelen graficarse mediante diagramas integrales y diagramas diferenciales. 

A su vez, existen dos tipos de variables cuantitativas:

  1. Discreta: su valor está separado por escalas. Se incluyen dentro del conjunto de los números enteros. Un ejemplo de esto es que una persona puede tener 1, 2 o 3 hijos, pero no 1/2.
  2. Continua: puede adoptar un valor en cualquier intervalo o medición. Es decir, está integrado por números del conjunto de los reales y se expresan generalmente con decimales. Por ejemplo, la estatura de una persona puede ser de 1,67 cm o de 1,72 cm.



Cómo aplicar una metodología cuantitativa: guía paso a paso

Aquí te contaremos cómo llevar adelante una investigación con una metodología cuantitativa. La investigación con metodología cuantitativa puede dividirse en un conjunto de fases que deberás seguir para su aplicación. 

Fase 1: delimitación conceptual

Se trata de un primer momento en el que debes organizar y sistematizar tus intereses e inquietudes. De esta forma, podrás arribar a los conocimientos que serán el puntapié inicial para tu trabajo.

Estos primeros pasos implican una actividad de tipo intelectual o conceptual, donde se pretende configurar cómo vas a abordar el tema. Entonces, deberás determinar el objeto de estudio

Cada investigación se plantea solucionar o encontrar una respuesta a alguna problemática relevante. O bien, a responder a la necesidad de expandir los conocimientos sobre un tema inexplorado hasta el momento. 

En este sentido, debe incluirse la formulación de los objetivos del trabajo. Así, podrás aclarar cuáles son los fines o resultados que esperas alcanzar con la metodología cuantitativa.

Una vez delimitado el objeto de estudio, deberás revisar los conocimientos alcanzados hasta la actualidad. Estos te servirán como fundamentación y cimiento de lo que pretendes indagar. Por lo tanto, este paso se basa en una revisión bibliográfica, exhaustiva y específica, sobre el tema o problemática particular de estudio.

Posteriormente, comienza la construcción del marco teórico. Para ello, deberás aprovechar los conceptos y teorías encontrados en la fase anterior, que te resulten útiles para abordar el tema.

Así, en este paso deberás a construir una referencia teórica en la cual enmarcar el problema. Esto implica, seleccionar las bases conceptuales y categóricas de otros investigadores, que usarás como referencia.

Luego, es momento de formular una hipótesis que responda, provisoriamente, al problema de investigación. En otras palabras, se trata de anticiparse a la explicación del fenómeno estudiado. 

Esta respuesta tentativa te permitirá idear un camino para llegar a tus objetivos, y así, orientar tu investigación apoyada en la metodología cuantitativa. Este paso consiste en arriesgar supuestos que indagarás hasta el final de tu trabajo.

Fase 2: planificación y diseño

Se trata de la fase en la cual tendrás que tomar decisiones fundamentales para tu investigación. Particularmente sobre los métodos y estrategias que se emplearán para la resolución del problema y la comprobación de las hipótesis.

Por otro lado, también implica la planeación de cómo se recolectarán los datos. En consecuencia, se constituye como un decisivo «momento metodológico”. 

Este paso tiene por objetivo definir la metodología para verificar la problemática del proyecto de investigación.

Cabe señalar que existen, fundamentalmente, dos tipos de diseños. Nos referimos al experimental y al no experimental.

En el primero, el investigador interviene en el estudio, mientras que en el segundo recolecta datos de terceros. Otros tipos de diseños con los que se trabajan pueden ser casos, conjuntos, casos y controles, evaluativos, etc.

Una vez definida la metodología se debe definir a la población que será estudiada. La definición de este paso se orienta a especificar el grupo o clase a la cual se pueden aplicar los resultados de la investigación.

En este sentido, la población, o universo, se constituye por individuos y objetos que comparten las características funcionales para la problemática que se intenta responder.

El siguiente paso consiste en definir qué métodos se utilizarán para medir las variables y recolectar la información. El criterio de selección debe basarse en obtener la mayor precisión de los datos, en la medida de lo posible.

Diseño del plan de muestreo

Trabajar con el total de la población muchas veces resulta imposible, por eso se determina una muestra. Esto te permitirá reducir el volumen de información obtenida y alcanzar generalizaciones acordes a características previamente definidas. Cabe destacar que existen muestras de tipo probabilísticas (aleatorias) y no probabilísticas (azar simple, azar sistemático, muestreo por conglomerados y estratificado).

Por lo que, en función de las características que te interesen, deberás realizar el recorte de la población a estudiar. Asimismo, esto te permitirá abordarlo más sencillamente y a partir de principios fundamentales.

El siguiente paso necesariamente tendrá que ver con el perfeccionamiento del plan de investigación. Te sugerimos presentar la diagramación de tu proyecto a tu tutor, para que pueda realizar una evaluación de la misma.

Para eso, será conveniente registrar las instancias anteriores en un documento. También puedes apelar a la opinión de colegas más formados con quienes compartas el área o temática de investigación.

Antes de comenzar con la investigación propiamente dicha, es recomendable realizar una prueba. De esta manera, pondrás a prueba el proyecto, a partir de un estudio a pequeña escala. Así, podrás determinar la validez de los métodos y procedimientos utilizados. Y tendrás mayores garantías y menores sesgos a la hora de recolectar y analizar los datos buscados.

Fase 3: aplicación empírica

Aquí se incluyen la recolección real de los datos y su preparación en vistas al análisis posterior. 

La recolección de datos es el siguiente paso en esta investigación cuantitativa. Para ello, se hace uso de los instrumentos definidos en el diseño metodológico que vimos más atrás.

Es decir, que puedes utilizar diferentes métodos, tales como la observación, la entrevista, cuestionarios, encuestas, recopilación documental, etc. Por lo tanto, debes escoger la que te sea más conveniente en relación con la muestra seleccionada.

Además, se recomienda la preparación de la comunidad sobre la cual se va a investigar en la creación de un clima cómodo y favorable para todos los participantes. Todos estos factores van a influir en los datos que recolectes.

Una vez obtenidos los datos, se debe evaluar la calidad de los mismos y procesarlos para, en una próxima instancia, trabajar con ellos. De esta manera, la metodología de investigación cuantitativa puede pasar a la siguiente etapa.

Fase 4: proceso analítico

Ahora, partiendo de los datos recolectados, tendrás a disposición una cantidad de información relevante para poder sacar conclusiones generales. Por supuesto, estas apuntarán al problema planteado y objetivos de investigación.

El análisis de los datos consiste en procesar y analizar los datos recolectados. Esto se debe hacer de manera ordenada y coherente, y el objetivo reside en identificar patrones y relaciones. 

Por lo tanto, aquí aplicarás las técnicas de análisis que escogiste en el diseño. En la metodología de investigación cuantitativa se aplica el análisis estadístico a través del cálculo de porcentajes, medios aritméticos, ponderaciones, entre otros.

Posteriormente, se interpretan los resultados obtenidos. Para esto, debes explicar qué son las observaciones y mediciones alcanzadas en la investigación. Es decir, interpretar supone comparar los resultados del análisis con los objetivos y las hipótesis.

Fase 5: publicación

Se trata de la última actividad del proceso y, quizás, una de las más importantes. Claro que, antes, la investigación debe haber sido favorable en su término.

Ahora, pues, se trata de la divulgación de los resultados que has obtenido. De este modo, estarás contribuyendo a ampliar el conocimiento de tu área de estudio. 

En este punto, el siguiente paso es comunicar las observaciones

Finalmente, el informe o documento final constituye la base sobre la que comunicarás tus resultados. Entonces, tendrás que definir cuáles serán los medios por los que realizarás esta etapa.

La importancia de tu investigación con metodología cuantitativa es que pueda, en última instancia, aplicarse al mundo real y efectuar una transformación en él. Este ha sido el objetivo desde el inicio, ¿no? 

¡Así que a aplicar todo lo que has aprendido con esta guía! Aunque, si necesitas ayuda, te sugerimos continuar leyendo un poco más.

¿Necesitas ayuda con tu metodología de investigación cuantitativa?

En Tesis y Másters sabemos que llevar adelante una investigación es un proceso extenso y complicado. Por eso, si tienes problemas o se te dificulta avanzar, puedes contar con nosotros para acompañarte.

Para esta tarea, contamos con investigadores expertos, especializados en redacción académica. De esta manera, podemos ayudarte a resolver todas tus inquietudes mediante nuestro servicio de asesorías.

De la misma forma, podemos corregir tu trabajo integralmente, desde el contenido hasta la ortografía, pasando por el formato de estilo y el nivel de plagio. También brindamos asistencia en la etapa final, es decir, la defensa.

Aunque, si tus problemas requieren de una solución más contundente, redactaremos tu proyecto de investigación para ti. Asimismo, te haremos entregas parciales para que revises el progreso del proyecto y lo compartas con tu tutor.

El resultado final será un documento de la máxima calidad académica, que contará con una garantía de originalidad provista por Turnitin. Y, como no podría ser de otra manera, todo ocurrirá de forma estrictamente confidencial.

¿Quieres acceder a la solución a tus problemas académicos? Te contamos cómo hacerlo a continuación.

Escríbenos y te ayudaremos a terminar la investigación

Para ayudarte, necesitamos conocer los detalles de tu metodología de investigación cuantitativa. Compártenos esta información a través de WhatsApp o mediante el formulario web. Cuando lo hagas, nos comunicaremos contigo para ofrecerte un servicio que te ayude a terminar rápido, junto a un presupuesto gratis.

¿Quieres terminar ese trabajo cuanto antes? Entonces, ¡contáctanos ahora!

 

 






Cargar un archivo

El límite de tamaño de los archivos es de 20 MB.

Descarga tu cronograma universitario







Abrir chat
Tesis y Másters Colombia
Hola ✌🏾 ¿Necesitas ayuda con tu proyecto académico? ¡Somos tu solución!