Contáctanos

ejemplo de hábitos de estudio

Te mostramos los mejores ejemplos de hábitos de estudio

En este artículo compartiremos contigo ejemplos de hábitos, métodos y técnicas de estudio para que puedas obtener el máximo rendimiento de tu tiempo. Esperamos que te sea de utilidad para alcanzar tu título lo antes posible. Sin más que agregar, ¡comencemos!

¿A qué se llama hábitos de estudio?

Antes de ofrecerte ejemplos de hábitos de estudio, analizaremos a qué se refiere este concepto. 

Se llama “hábito” a una acción que se ha repetido las suficientes veces como para realizarla sin mayores esfuerzos. 

Por ejemplo, si conduces un vehículo durante un determinado tiempo, los pasos que debes seguir para hacerlo se vuelven un hábito. Puedes darte cuenta de que esto ha ocurrido cuando la conducción se te da fácilmente y no necesitas estar pendiente de todo lo que haces constantemente.

Entonces, los hábitos de estudio refieren a la aplicación constante de técnicas para estudiar, de manera que el aprendizaje se vuelva un proceso casi automático.

Ahora bien, para que los hábitos de estudio sean efectivos, se debe tener un cierto nivel de consciencia que favorezca y fije el aprendizaje

Dado que estás aquí, hemos de suponer que tienes problemas para convertir tus técnicas de estudio en prácticas que den buenos resultados. Por eso, esperamos que los ejemplos de hábitos de estudio que te mostraremos en breve, te sean de utilidad.

¿Cómo elegir el mejor hábito de estudio?

Existe una inmensa cantidad de maneras de estudiar, pero no todas tendrán la misma efectividad para ti. Este es un terreno muy subjetivo y solo tú puedes determinar cuál es la mejor en tu caso.

Para darte una pista y que comiences tu búsqueda, te contaremos que hay dos maneras principales de consumir conocimiento. Probablemente, ya has oído hablar de ellas, pero te las recordaremos: la visual y la auditiva.

Hay personas que aprenden mejor mirando, para las cuales técnicas de estudio basadas en esquemas o videos resultarán muy útiles. 

Por el contrario, otros aprenden más escuchando y, en consecuencia, preferirán que sus hábitos de estudios sean prestar atención en clase o escuchar podcasts

Podríamos agregar una tercera forma que tiene que ver con el hacer. Una de las mejores maneras de aprender es haciendo. Ejemplos de estas técnicas de estudio son la escritura de resúmenes, o la realización de esquemas y mapas conceptuales.

Dicho esto, solo debes preguntarte cómo te resulta más fácil aprender, y así, enfocar tus esfuerzos en crear hábitos de estudio relacionados. Con esto en mente, veamos los ejemplos de métodos y técnicas de estudio que prometimos, y que puedes utilizar para generar hábitos de estudio.

Ejemplos de hábitos de estudio

Estos ejemplos de hábitos de estudio son muy generales, pero, asimismo, efectivos, ya que aprovechan la base misma de la actividad para generar una rutina de estudio.

Método Pomodoro

El primer hábito de estudio del que hablaremos es el método Pomodoro. Más allá de la técnica de estudio que se aplica (que consiste en estudiar 25 minutos y descansar 5) tiene otras características interesantes

El Pomodoro es, en realidad, una forma de organizar el trabajo. Para llevar adelante el estudio durante los bloques de tiempo propuestos, es fundamental planificar las actividades antes de comenzar. 

Todo esto facilita la tarea de sentarse a estudiar, ya que no demanda una exigencia sobrehumana (25 minutos no es tanto tiempo), y tiene momentos de descanso. Además, repetir este método cada día concluye en la creación de un hábito. Dicho de otra forma, estudiar será más fácil para ti mientras más lo hagas.

Estudiar con diagramas

Un diagrama o esquema es la representación visual de un tema. Puedes mezclar esta técnica de estudio con el Pomodoro y destinar el último bloque de tiempo a realizar un gráfico del tópico que hayas leído.

Es importante que esta tarea no te lleve demasiado tiempo. Ocurre en ocasiones que, con tal de elaborar un diagrama bonito, los estudiantes pierden muchísimas horas de estudio. A la hora de establecer hábitos de estudio, cada segundo cuenta, ¡aprovéchalos al máximo!




La evaluación como hábito de estudio

Todas estas técnicas de estudio se complementan unas a otras cuando se las utiliza para establecer hábitos de estudio. Para afianzar los conocimientos que tienes sobre un tema, una excelente idea es tomarte una prueba. Recuerda que más atrás hablamos de aprender haciendo: este método es otro buen ejemplo de ello.

¿Pan comido?

Generar un hábito de estudio no es tarea fácil, las distracciones son múltiples y, convengamos que estudiar, no es la tarea más gratificante del mundo. Debes dedicar un rato cada día a crear la costumbre

Cuesta, pero, una vez que se tiene el hábito, el esfuerzo pasa a ser mínimo. Para que sea sencillo, puedes empezar, por ejemplo, con el método Pomodoro y, al día siguiente, agregar otra técnica de estudio, y así sucesivamente. En todo caso, estudiar 25 minutos es mucho mejor que estudiar 0 minutos. 

Hasta aquí, hemos visto todo lo que necesitas saber sobre hábitos de estudio, ejemplos de estos y trucos para aplicar correctamente ciertos métodos de estudio. Esperamos que la información te sea de utilidad y puedas lograr tus objetivos. En el caso de que necesites un poco más de ayuda para alcanzarlos, te invitamos a continuar leyendo.

¿Necesitas ayuda con tus proyectos universitarios?

En Tesis y Másters conocemos a la perfección las dificultades que presenta la vida académica

Sabemos que, en particular, la falta de tiempo de estudio es uno de los principales problemas a los que los universitarios se enfrentan. No es raro que esto lleve incluso al abandono de carreras. ¿Los motivos? En primer lugar, la frustración de sacar malas notas por no poder estudiar (y no por no saber). En segundo lugar, la salud mental y física: es necesario descansar alguna vez.

Quizás hayas buscado ejemplos de hábitos de estudio porque te encuentras en este tipo de situación y quieres maximizar tus tiempos. La implementación de técnicas de estudio puede ser solución a largo plazo. Sin embargo, crear nuevos hábitos de estudio no te ayudará, necesariamente, con tus problemas actuales.

Para acompañar a estudiantes universitarios que se encuentran en estas condiciones, en Tesis y Másters contamos con un equipo multidisciplinario de profesionales, expertos también en la redacción académica. Así, a través de nuestros servicios, ofrecemos al estudiante cualquier tipo de ayuda que necesite para llegar a su titulación.

En algunos casos se trata de asesorías académicas donde despejamos dudas sobre cuestiones más o menos concretas. En otros, corregimos trabajos, antes de que se los entregue. A esto le sumamos el control de plagio que solo la tecnología de Turnitin puede ofrecer.

Pero, si necesitas un servicio más completo, podemos redactar íntegramente tu proyecto académico contigo o por ti. Sin importar de qué carrera o tema se trate, podemos ayudarte a terminarlo. Todo ocurrirá de manera confidencial y asegurando la máxima calidad profesional en cada trabajo.

Para conocer cómo solicitar nuestra ayuda, continúa leyendo. ¡Es mucho más fácil que generar, por ejemplo, nuevos hábitos de estudio!

Consigue tu presupuesto gratuito aquí

Completa el formulario con tus datos y los detalles del servicio que necesitas (en los comentarios). Nos comunicaremos contigo para cotizar, de manera gratuita, un presupuesto ajustado a los requisitos del proyecto que te está dando dolores de cabeza.

Además, si tienes alguna duda sobre nuestros servicios, puedes resolverla a la brevedad contactando a uno de nuestros asesores a través de WhatsApp.

No dejes pasar un segundo más, que la universidad no dará tregua. ¡Contáctanos ya!

 

 






Cargar un archivo

El límite de tamaño de los archivos es de 20 MB.

Descarga tu cronograma universitario







Abrir chat
Tesis y Másters Colombia
Hola ✌🏾 ¿Necesitas ayuda con tu proyecto académico? ¡Somos tu solución!