Contáctanos

métodos de estudio

Métodos de estudio: conoce los mejores para mejorar

Sabemos que sentarse a estudiar es uno de los mayores problemas que puedes enfrentar en la universidad. Por eso, para ayudarte, elaboramos este artículo. Aquí te explicaremos una serie de métodos de estudio que puedes aplicar para mejorar tu rendimiento académico y universitario. 

También podemos brindarte información sobre otros proyectos académicos, como lo son las tesis, monografías y ensayos. 

¿Qué son y para qué sirven los métodos de estudio?

Podemos definir a los métodos de estudio como toda práctica o actividad que te permita optimizar y mejorar tu rendimiento en cuanto al estudio académico, aunque también pueden aplicar bien para el ámbito laboral.

Estos métodos te servirán para mejorar tu rendimiento y ser más optimo a la hora no sólo de estudiar sino de administrar tiempos y recursos y priorizar ciertos contenidos.




¿Cuál es el mejor método de estudio que existe?

El mejor método de estudio universitario que existe es aquel que te da resultados. Nos encantaría ponerle un nombre y contarte sobre una técnica infalible, pero lamentablemente, eso no existe ¿Por qué? Sencillamente, porque cada persona aprende a su manera.

Hay quienes se apoyan mucho en los recursos visuales, por ejemplo, en esquemas o imágenes. Mientras que otras personas retienen la información si la escuchan, entonces, recordarán mejor las explicaciones del profesor.

También podría interesarte: ¿Qué es y para qué sirve un diagrama de flujo?

Otra forma de aprender, y posiblemente una de las mejores, es haciendo. Nada mejor que aplicar lo aprendido para entenderlo a fondo. 

Sumado a las diferencias que cada uno de nosotros tiene para aprender, se agrega el hecho de los factores que intervienen en el proceso de aprendizaje. Aquí nos referimos a elementos como el descanso apropiado, una alimentación balanceada o un lugar cómodo.

Es decir, que estudiar no es simplemente sentarse a leer un texto y terminarlo. Quien afirme eso está faltando a la verdad. Estudiar es un proceso extremadamente complejo, intervenido por un sinfín de factores, y llevarlo adelante con éxito requiere práctica.

Por eso, no sufras si te cuesta estudiar, aquí te guiaremos para que aprendas a hacerlo, de manera que puedas sacarle el máximo provecho a cada sesión. Hecha esta introducción, estamos en condiciones de adentrarnos de lleno en los diferentes métodos de estudio universitarios. Acompáñanos a conocerlos en el siguiente apartado.

Aprovecha tus horas de estudio al máximo con estos métodos

Habiendo aclarado que no existe el método de estudio definitivo, te explicaremos cómo elegir el tuyo. Te sugerimos que identifiques aquellos con los cuales sientas más afinidad, para luego llevarlos a la práctica y probarlos “en el campo de juego”. 

Cabe destacar que todas las técnicas que verás en esta lista son combinables y puedes utilizar varias al mismo tiempo. 

Método Pomodoro

Empezaremos por uno de los más conocidos, también puedes ingresar aquí para ver un artículo completo sobre esta técnica.

Ante todo, más allá de su funcionalidad para estudiar, es una técnica que se apoya principalmente en la organización. La mejor manera de cumplir cualquier objetivo que tengas en mente es mediante la planificación, sin importar tus capacidades de aprendizaje individuales.

Ordenar las tareas que debes realizar es el primer paso de este método, que consiste en estudiar intensamente durante 25 minutos. Terminado ese lapso, debes tomar un descanso de 5 minutos, para luego continuar con otra sesión de 25 minutos. 

A simple vista no parece gran cosa, pero te explicaremos por qué es tan popular y efectivo. Cuando organizas las tareas que debes ejecutar antes de empezar, sabes exactamente qué pasos vas a dar en el proceso. Dicho de otra forma, contarás con cierto sentido de orientación, lo cual facilita todas las actividades que debes hacer.

Sumado a esto, los bloques de 25 minutos tienen la finalidad de evitar que te agobies. El pequeño descanso es clave para poder continuar sin mayores dificultades. Procura levantarte de la silla y moverte un poco antes de seguir.

Como última consideración sobre este método, te sugerimos eliminar la mayor cantidad de distracciones posibles, lo cual incluye a tu móvil. Durante el tiempo de estudio, solamente se estudia.

Análisis de texto

El Método Pomodoro puede resultar efectivo, pero para eso debes aplicar otras técnicas que lo complementen, como es el caso del análisis de texto. Con esto nos referimos a que extraigas las ideas principales de cada documento que leas. Puedes hacerlo con marcadores, subrayando o como más te guste. 

Entonces, una de las tareas que debes tener en mente para organizar tu trabajo tiene que ver con desentrañar los conceptos que estés estudiando. Presta atención a las relaciones que se establecen para luego componer un diagrama, lo cual nos abre el paso al siguiente método.

Crear esquemas

Un esquema es una representación visual de un concepto o un proceso. La función que cumple es la de mostrar la información de manera sencilla, clara y de fácil acceso visual. Un diagrama bien hecho debe permitirte reconocer el tema desarrollado rápidamente.

Trasladar el análisis del texto a un gráfico es una excelente manera de aprender. También, esto puede formar parte de las tareas a realizar, si has optado por la organización como apoyo para tus sesiones de estudio. Además, esto tiene que ver con la próxima técnica.

Hacer ejercicios y autoevaluarse

Al principio de este artículo mencionamos que una de las mejores maneras de aprender es haciendo. Aquí lo reafirmamos y te sugerimos una serie de acciones para llevarlo adelante: 

  • Crear diagramas: si bien lo desarrollamos en el punto anterior, no podemos dejarlo fuera de este listado, ya que se constituye como un magnífico ejercicio.
  • Encuentra o diseña ejercicios para desafiarte: en ocasiones, los profesores ofrecen ejercicios a lo largo del año académico. Volver a hacerlos es una manera de estudiar. También puedes buscar en internet o diseñarlos tú.
  • Consigue pruebas de años anteriores: otra posibilidad de conseguir ejercicios es consultando a otros estudiantes que hayan aprobado la materia. Puedes pedirles los exámenes o si recuerdan las preguntas que les hicieron. 

Con los métodos que desarrollamos aquí, ya puedes sacarle provecho a cada hora que le dediques a estudiar. Pero, compartiremos contigo algunos consejos más, que tienen la particularidad de ser más específicos.

Otros métodos de estudio universitarios

Más atrás hablamos de diferentes formas de aprender. Por eso, aquí nos enfocaremos en métodos específicos para cada una de ellas.

Ver videos

YouTube es una plataforma que tiene contenido de todo lo que se te ocurra. Intenta buscar videos sobre el tema que estás aprendiendo. Pero hazlo a conciencia, no se trata simplemente de una actividad recreativa. Míralo con actitud crítica, con la intención de entender cada concepto que se desarrolle.

Oír podcasts

Los podcasts son una herramienta que cada vez está cobrando más fuerza en internet. Lo bueno es que puedes aprovecharlos cuando vas caminando por la calle o mientras viajas. Otra alternativa a los podcasts es grabarte a ti mismo explicando la lección aprendida, para luego volver a escucharte cuando lo necesites.

Estudiar con amigos

Este es un arma de doble filo porque juntarse a estudiar con amigos puede resultar contraproducente. Para ello, debe haber una actitud de compromiso frente al estudio. Si esta condición se da, pueden hacerse preguntas mutuamente, retomando la idea de aprender haciendo. 

Hemos llegado al final del artículo, y como dijimos al principio, cada persona aprende a su manera. La única forma de determinar cuál es el método que mejor se adapta a tus necesidades es probando cada uno de ellos.

A modo de cierre, y para complementar cualquiera de las técnicas mencionadas, insistimos en tomar descansos, alimentarse bien y estudiar en un lugar apropiado. Si todos estos consejos te resultan insuficientes para aprobar las materias, tenemos algo que te interesará.

¿Necesitas ayuda con tus métodos de estudio universitarios?

En Tesis y Másters sabemos que aprender a estudiar lleva su tiempo y este siempre es escaso. Por eso, si tienes problemas para avanzar en la carrera, contamos con los recursos para ayudarte.

Nuestro equipo de profesionales está capacitado para asistir a estudiantes de todas las áreas de estudio. Así, a través de servicios totalmente personalizables, sacamos de apuros a quien lo necesite.

Principalmente, ofrecemos asesorías, correcciones y revisión de plagio con Turnitin. Pero, si necesitas algo más completo, redactamos tu proyecto académico íntegramente para ti. Por supuesto, te garantizamos la máxima calidad en cada trabajo que hacemos y con total confidencialidad de nuestra parte.

¡Consigue tu presupuesto gratuito!

Puedes solicitarnos un presupuesto totalmente gratuito por medio de nuestro WhatsApp. Nuestro asesor en línea estará respondiendo todas tus consultas, ya sean sobre el servicio, tu proyecto o lo que se te ocurra. 

Además, puedes optar por completar el formulario web que verás a continuación y seremos nosotros los que te contactaremos.

Contamos con múltiples medios de pago para que puedas abonar el servicio que te ofrecemos. ¡Que los problemas para estudiar no sean un impedimento para alcanzar tu titulación!

 

 






Cargar un archivo

El límite de tamaño de los archivos es de 20 MB.

Descarga tu cronograma universitario







Abrir chat
Tesis y Másters Colombia
Hola ✌🏾 ¿Necesitas ayuda con tu proyecto académico? ¡Somos tu solución!