Contáctanos

texto argumentativo

¿Necesitas ayuda con tu texto argumentativo?

La escritura escolar y académica comprende un abanico muy amplio de posibilidades al momento de sentarse y escribir los textos de tu tesis o ensayo académico. En este artículo veremos en profundidad uno de los escritos más utilizados. Te explicaremos qué es, para qué sirve, cómo hacerlo, su estructura y qué características poseen los textos argumentativos, además de darte un buen ejemplo.

¿Qué es un texto argumentativo?

Un texto argumentativo es definido como un tipo de escrito que pretende convencer al lector sobre lo que trata siempre basándose en fundamentos tanto prácticos como teóricos. Es necesario que, al escribir este tipo de texto, tengas conocimientos adecuados y claros sobre el tema que vas a abarcar. 

Otra cosa importante para que tengas en cuenta, es que, además de los conocimientos propios sobre la temática, también deberás mostrar un punto de vista claro. Esto marcará un eje en todo el texto para que el lector entienda tus argumentos y tu postura.




Este tipo de texto engloba a muchos géneros, es decir que, a través de su escritura, se pueden lograr grandes artículos de opinión, cartas argumentativas, editoriales, entre otros.

Debido a la gran variedad de textos que existen, se los ha clasificado según diferentes características: la estructura, la intención, la función comunicativa y los recursos lingüísticos.

Esta tipificación recibe el nombre de tipología textual. Si bien los criterios cambian, por lo general, encontramos los siguientes tipos textuales:

  • Narrativos (cuentos)
  • Descriptivos (guías turísticas)
  • Conversacionales (entrevistas)
  • Argumentativos (ensayos, artículos de opinión, crítica de prensa, discursos, publicidades)
  • Instructivos (instrucciones de uso)
  • Predictivos (previsiones meteorológicas)
  • Explicativos (diccionarios)
  • Retóricos (poesía).

Una vez explicado esto, te contaremos cuáles son las principales características de los textos argumentativos. 

Características de un texto argumentativo

Los textos argumentativos contienen una serie de características que los vuelven únicos en su clase. A continuación, presentamos brevemente las principales:

1- Intención persuasiva: la argumentación se orienta a convencer a quienes leen sobre el fenómeno u objeto del texto. Por consiguiente, su objetivo clave es la persuasión. 

2- Organización del contenido: el modo en que se efectúe la exposición se orienta al fin que se persigue, haciéndolo de la manera más conveniente y razonable.

3- Empleo de estrategias discursivas: sin perder de vista el objetivo principal, en un texto argumentativo se usan diversas estrategias retóricas y hasta literarias para alcanzarlo. Por ejemplo, las preguntas retóricas o el uso de metáforas. 

4- Registro escrito y oral: un género de este tipo puede exponerse también mediante la oralidad.

5- Argumentación variada: pueden incluirse argumentos de diferentes tipos, tales como lógicos, experienciales y pasionales.

Adicionalmente, permiten ratificar opiniones o darles mayor credibilidad a las nuevas ideas, o nuevos puntos de vista sobre algo ya conocido.

También puede interesarte: Todo lo que debes saber sobre los conectores textuales.

Tipos de argumento

Otra de sus particularidades es que se pueden emplear distintos tipos de argumentos según cada caso en especial.

  • Deductivos: En algunos podrás incluir argumentos deductivos, en los cuales una premisa conduce a una conclusión particular.
  • Inductivos: En otros tendrás la posibilidad de incluir argumentos inductivos, en los que la hipótesis surge a partir de la experiencia, y su conclusión es una generalidad.
  • Abductivos: Por último, también podrás usar argumentos abductivos, en los cuales se expone un supuesto o una idea que deberás explicar en el texto.

Como afirmamos al principio, los textos argumentativos poseen características que les permiten ser muy usados en el área académica. Hacen que sea posible entablar debates y discutir distintas posiciones sobre un tema de investigación. Ahora te explicaremos cada una de las partes que componen la estructura de los textos argumentativos. 

Estructura de un texto argumentativo

Así como otro tipo de trabajos escritos, la estructura del texto argumentativo se divide por partes, donde es importante que incluyas información correspondiente a cada una. Sus partes son: introducción, desarrollo y conclusión.

Introducción

Es el apartado inicial del texto argumentativo, donde el autor hace una presentación del tema que va a desarrollar en el cuerpo del trabajo. Esta sección tiene como finalidad llamar la atención del lector, por lo cual tendrás que ser claro y persuasivo. Además, podrás exponer el punto de vista desde donde partes o la idea inicial. Por último, también puedes agregar los objetivos, es decir, a qué o hacia dónde quieres llegar con tu escrito.

Desarrollo

Es la parte central del texto, y abarca alrededor del 80% del trabajo. En esta parte tienes que escribir los argumentos y conocimientos que te permiten afirmar y defender la hipótesis presentada.

Estas premisas deben presentarlas de manera ordenada y al mismo tiempo acompañarlas con ejemplos y pruebas para una mejor comprensión del lector. De esta manera estarás más cerca de convencer al lector que lo que afirmas en tu texto es verídico.

Conclusión

En este segmento final de la estructura y puedes hacer un resumen de las ideas más importantes del texto argumentativo. Así como en la introducción, debes ser conciso y concentrarte en los objetivos planteados al principio. Puedes incluir alguna reflexión que sirva a los lectores para continuar con la indagación de la problemática que trabajaste.

¿Cómo hacer un texto argumentativo? Paso a paso

Ahora que ya has visto sus características y la estructura que suele caracterizar a los textos argumentativos, es momento de explicarte cómo hacer uno paso a paso. 

Elección del tema y trabajo de investigación

El autor del texto debe pensar sobre qué quiere escribir, cuál es su postura respecto de esa temática y qué herramientas argumentativas le conviene utilizar. Las preguntas disparadoras pueden ser: ¿Qué pienso yo de esto? ¿Por qué tengo esta opinión al respecto? ¿Tengo algo que aportar sobre este tema?

No olvides que, para abordar bien una temática, es necesario realizar una investigación exhaustiva. Para debatir con otros puntos de vista, es necesario conocer qué han hablado otras personas sobre el tema. Por eso, siempre se debe recurrir a fuentes fidedignas y confiables.

De igual forma, es importante identificar a los destinatarios del escrito. Esto implica estudiar al grupo que queremos que reciba el mensaje. Solo así podremos elegir los recursos argumentativos adecuados para conmover al público.

Orden del discurso / texto

Con la información relevada, el autor debe organizar su texto en una secuencia de partes coherente. Este orden tiene que estar al servicio del objetivo del texto argumentativo, es decir, hacer cambiar de opinión a los destinatarios del texto.

Por este motivo, hay que estudiar muy bien qué recursos utilizar y en qué orden conviene ubicarlos para lograr conmover, convencer y persuadir al lector.

La organización de un discurso, además de aportar claridad, puede volver al texto más serio y convincente. Esto es válido ya sea que se trate de un texto escrito o de un discurso oral.

Producción del texto argumentativo

Si se trata de un texto escrito, el tercer paso es propiamente la redacción según se estipula en los puntos anteriores. Es esencial una buena redacción para que el texto logre su propósito.

Si el escritor realizó una investigación muy eficiente pero no supo redactar correctamente por escrito sus ideas y argumentos, ese texto fracasará.

Los textos argumentativos siguen una forma a la que es necesario ajustarse. La correcta expresión oral y escrita, el cómo se dice y la forma del mensaje son tan importantes como el contenido del texto en sí mismo. Es importante incluir en este paso, la instancia de corrección del texto.

Ahora queda el paso final, que es mostrarte un buen ejemplo de texto argumentativo. ¡Sigue leyendo!

¿Quieres saber cuáles son los aspectos más significativos de los Textos Literarios? ¡Ingresa aquí para averiguarlo! 

Ejemplo de texto argumentativo

Para finalizar, te daremos un ejemplo práctico de cómo es un texto argumentativo con la idea de que puedas comprender cómo hacer uno de manera más eficiente. 

Título o tema: “Las cualidades que hacen distinguir a un buen docente”.

Introducción

Un buen docente debe ratificar sus buenas cualidades para enseñar a diario. Este proceso constante requiere de un buen liderazgo, así como también empatía para poder interactuar con sus alumnos. La combinación y el equilibrio de estos dos factores pueden marcar una diferencia notable en el proceso educativo de niños, adolescentes y adultos.

Desarrollo

La diferencia entre un buen maestro y uno regular, es que el primero demuestra todos los días las aptitudes que espera ver en sus alumnos. Estos atributos reúnen el respeto mutuo entre pares y el respeto en la relación del docente con el estudiante.

Un profesor de excelencia no sólo se destaca por ser extremadamente habilidoso en sus conocimientos y competencias, también lo hace por su capacidad de trabajar con personas. Esto quiere decir que debe manejar de buena manera un perfil que se adapte a la pedagogía y a la buena relación con sus alumnos y con otros docentes.

Otra cuestión fundamental será la capacidad de comprensión y empatía por sus estudiantes. Comprender que no todas las personas aprenden de la misma manera y al mismo tiempo debe ser la piedra angular de todo buen docente.

Ser habilidoso y creativo para lograr alcanzar las metas de aprendizaje en cada uno de los estudiantes puede ser una de las razones principales para destacarse en la enseñanza.

Conclusión

A modo de conclusión, podemos corroborar a través de las lecturas y la observación empírica que los buenos docentes marcan una diferencia en los procesos pedagógicos de sus alumnos.

En este resumido ejemplo puedes ver cada una de las partes del texto argumentativo. En la parte de desarrollo es importante que incluyas el material de lectura y los autores que te han servido para argumentar tus ideas. A continuación, explicaremos más en detalle las características de cada uno de los apartados.

¿Necesitas ayuda para escribir tu texto argumentativo?

En Tesis y Másters podemos ayudarte con la redacción integral de tu texto argumentativo o de cualquier proyecto universitario. Contamos con un enorme equipo de profesionales de diferentes áreas académicas para cubrir todas las posibilidades que requieras y solicite tu universidad. 

Con la ayuda de nuestros expertos obtendrás un texto argumentativo con ejemplos originales. Esto gracias a la utilización de Turnitin, una potente herramienta que nos permite detectar el plagio académico sin problemas. Te garantizamos total confidencialidad en el uso de tus datos y un servicio personalizado, enfocado en tus tiempos y necesidades. 

Pide un presupuesto gratuito a tu medida

Puedes solicitar un presupuesto gratuito por cualquiera de nuestros dos principales canales de comunicación:

  • WhatsApp: puedes contactarte y uno de nuestros asesores en línea te responderá para despejar todas tus dudas sobre nuestro servicio o proyecto que tengas que preparar. 
  • Formulario web: puedes optar por completar el formulario que verás un poco más abajo y te contactaremos a la brevedad. 

Te recordamos que contamos con múltiples medios de pago habilitados para que puedas abonar por el canal que sea más cómodo para ti. 

Si aún no comenzaste a escribirlo y no tienes un tema en mente, también podemos ayudarte a empezar tu texto desde cero. 

 

 






Cargar un archivo

El límite de tamaño de los archivos es de 20 MB.

Descarga tu cronograma universitario







Abrir chat
Tesis y Másters Colombia
Hola ✌🏾 ¿Necesitas ayuda con tu proyecto académico? ¡Somos tu solución!